viernes, 4 de febrero de 2011

Hay cosas que no cambian



He sido, soy y seguiré siendo desordenada en todos los aspectos de mi vida. No es que disfrute ni que me sienta orgullosa de ello. Es que me gusta MI desorden. Porque dentro de mi propio desorden me conozco, lo reconozcoDonde encuentro todo, donde sé más o menos dónde están las cosas. Sé que están en algún montón de montones, debajo de algo, encima de algo, entre algo, con algo, metido en algo, subido en algo, colgado en algo, en suspensión de algo, amarrado con algo, tensado con algo, escondido con algo. Y de ahí no pasa. 
El problema es cuando se van haciendo tan grandes los montones que no sabes por dónde empezar a buscar. Donde empezar a encontrar, donde empezar a ordenar. Entonces surge un bloqueoOrdenas como puedes para encontrarTEbuscarTEordenarTE. Pero es inútil, en un día a medias ordenado, todo vuelve a lo mismo. Fragilidades.


I'm a disaster, i know it and don't care.


Ah, no es novedad peeeero. El mundo se está volviendo cada vez más atrasado, una joven muere a latigazos por ser violada... Inhumano. Y la gente preocupada por ver quién es el/la más golfo/zorra. En fin.

3 comentarios:

  1. Pues yo creo que la mas guarra es la Aída Nízar


    -Macario M.

    ResponderEliminar
  2. Hola! Que te ha parecido mi nuevo relato ?
    Un beso.

    ResponderEliminar

¿Qué es lo que aún no ha sido, que debe de ser, pero cuando lo sea, ya no lo será?