lunes, 31 de enero de 2011

Time





Hay días y días. Días que merecen llamarse día y días no días. Quiero decir días cualquiera, días sin más, días perdidos. Días en el que el tiempo va pero no va. Se atasca cuando más quieres que avance y vuela cuando lo estás disfrutando.